¿Qué queremos escuchar? ¿Qué queremos escuchar?
Monterrey es una ciudad muy poderosa en muchos sentidos, tiene tecnología, salud, educación, pero hay algo muy importante que le falta y es vital... ¿Qué queremos escuchar?

Monterrey es una ciudad muy poderosa en muchos sentidos, tiene tecnología, salud, educación, pero hay algo muy importante que le falta y es vital para el desarrollo de la sociedad: cultura. En específico me enfocaré en la cultura musical para hablar de esta carencia.

 

En estas últimas semanas, se han dado a conocer tres nuevas fechas de festivales que se llevarán a cabo en lo que queda del año y si hacemos cálculos, nos podremos dar cuenta que ya existen alrededor de 6 festivales grandes en la ciudad, lo cual es impresionante para el tamaño y población que tiene Nuevo León, pero lo más importante es la razón por la que se están realizando (con éxito) estos eventos, es porque la gente busca y pide música y entretenimiento a gritos.

 

No estoy seguro si es por moda o por verdadera necesidad de entretenimiento, pero esta clase de eventos se están haciendo muy populares a nivel mundial y al parecer es la nueva forma en la que las bandas grandes hacen dinero y las bandas pequeñas hacen seguidores. En estos eventos, normalmente solo le pagan a un número muy pequeño de artistas (headliners) y a las otros a veces ni viáticos les otorgan, pero bueno, estar presentándote en un Coachella o Corona Capital a las 2 de la tarde significa tener la posibilidad de que por lo menos unas 10,000 personas te escuchen o te vean.

 

Ahora, enfoquemos todo esto en Nuevo León, como dije, tenemos todo para ser una ciudad líder, pero en cuanto a cultura musical ¿cuál fue el último gran artista o banda que salió de nuestra ciudad? Si analizamos un poco, la última banda exitosa que salió de la ciudad les guste o no, fue Los Claxons, lo que significa que como ciudad no hemos tenido una propuesta exitosa en aproximadamente ocho años. No quiero decir que no haya talento, de hecho a ese punto es al que quiero llegar.

 

Y aún así, si comparamos el éxito y fama de este grupo con la huella que dejaron bandas como Jumbo, Zurdok, El Gran Silencio, entre otros, en los años 90´s durante la “Avanzada Regia” que tanto batallamos en soltar, aún no se llega al impacto musical que dejaron aquellas grandes bandas en nuestro país. No por nada las grandes empresas están buscando las reuniones de bandas como Caifanes, Porter o Zurdok, no hemos encontrado, o mejor dicho, no hemos buscando algo tan grande e interesante que lo sustituya.

 

Entonces, resumiendo, tenemos los escenarios para lanzar carreras prometedoras, si son de los que buscan propuestas nuevas, sabemos que hay muchas promesas en nuestro estado y tenemos gente dispuesta a pagar para escuchar muy buena música y divertirse un rato. Tenemos todas las variables, pero aún así, nada está pasando. Pero si nos ponemos a pensar un poco, podemos llegar muy fácil a una solución.

 

Nosotros como ciudadanos, compradores, clientes, etc. debemos de apoyar los productos nacionales o locales, en este caso, la música, entonces, debemos de empezar a buscar música nueva en los muchos espacios nuevos que se están abriendo alrededor de la ciudad. Y en cuánto a los festivales, si se fijan, hay algunos que ya empezaron a repetir muchas bandas, lo cual, al menos a mi, me empieza a desesperar, por lo que creo y espero que sea cuestión de tiempo para que los mismos organizadores empiecen a apoyar e invertir en nuevos talentos que cubran esa demanda de bandas nuevas

 

Así, podremos tener una cultura musical en México que no sea de rachas, que no sea importada y que demuestre exactamente qué sentimos y pensamos los mexicanos.

Jorge Cárdenas

No hay comentarios por ahora.

Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *